Spread the love
eficiencia_energética

¿Qué hay habitantes de GAIA?

Hoy vamos a hablar de eficiencia energética. Empecemos con una pregunta: ¿Crees que el cambio climático nos está afectando a nivel energético? A lo mejor pensabas que con esto del aumento de temperaturas por lo menos los inviernos por la meseta castellano-leonesa iban a ser un placer. Sentimos desilusionarte. De momento los datos arrojan que los veranos son mucho más calurosos y los inviernos, si bien tendremos menos días de frío, estos tendrán temperaturas mucho más bajas de lo normal.

¿Qué implica esto? Más gasto, tanto en verano para enfriar como en invierno para calentar. Sumemos las sequías, que incrementan los precios de la energía hidroeléctrica. No parece un panorama muy favorable para nuestra economía doméstica . Y los datos lo corroboran: la factura de la luz ha subido un 92% en los últimos 15 años, y por lo que parece va seguir subiendo. Salvo que los gobiernos tomen medidas drásticas, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos de reducirla.

Por la red puedes encontrar miles de posts con consejos para ahorrar en luz, algunos como «los 20 consejos milagrosos para…» y luego te dicen que pongas unas placas solares como si todos dispusiéramos tejados o chalets con superficie disponible. Vamos a hacerlo al estilo GAIA, rápido sencillo y útil.

1. Aislamiento térmico

Un dato demoledor: El 30% de la energía que necesitas para calentar tu casa se invierte en contrarrestar las pérdidas de calor que se dan por ventanas y puertas. Ir sustituyendo poco a poco las ventanas por unas con una buena carpintería de aluminio y cristales con rotura de puente térmico, además de aislar las puertas con burletes para minimizar las corrientes de aire debería ser una de nuestras prioridades. Es un dinero bien invertido que en poco tiempo recuperaremos, ya que a parte de evitar fugas de calor o frío nos aislará acústicamente. Seguro que agradecerás oír un poco menos a los vecinos…De nada 😉

Para ayudar a conservar la temperatura de tu vivienda debes evitar que haya muebles obstaculizando la salida de aire caliente de los radiadores. También es importante purgar los radiadores justo antes del invierno para expulsar las burbujas de aire que impiden que funcionen al 100%. Vestir con cortinas y alfombras tus estancias en invierno también evitarán la pérdida de calor.

hombre frustrado

2. Electrodomésticos

Parece mentira, pero la mayoría de las veces a la hora de adquirir un nuevo aparato nos olvidamos del consumo energético. Elegimos uno solamente fijándonos en el aspecto estético o en el precio sin pensar que en pocos meses podríamos estar recuperando la diferencia debido al ahorro energético que supone elegir un aparato más eficiente. La certificación mínima del aparato debería ser A+, teniendo en cuenta que una A+++ consume hasta un 55% menos de energía que un aparato convencional.

Mirando la tabla de consumos nos podemos hacer una idea de cuales deberían ser los electrodomésticos en los que deberíamos poner mayor atención a la hora de sustituir, no solo por su gasto si no por su uso diario:

tabla_consumos_energeticos_electrodomesticos

Hacemos hincapié en el frigorífico un momento. Puede suponer hasta el 30% del consumo energético del hogar, por lo que sería interesante sustituirlo por un A+++ lo antes posible. Mantener la puerta cerrada el mayor tiempo posible, no introducir alimentos calientes o (lo más dificil de conseguir) que siempre esté llena ( los alimentos refrigerados ayudan a mantener la temperatura en el interior) son medidas que harán que tu factura de luz baje sensiblemente.

3. Iluminación

Ya deberías haber sustituido todas tus bombillas por unas de tecnología LED. Olvídate de la mala experiencia de las primeras bombillas, hoy en día la tecnología ha avanzado tanto que te sería imposible saber si la luz de una estancia proviene de halógeno o led.

Las bombillas LED son más ecológicas que otros tipos de bombillas, consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes, soportan mejor los golpes, tienen una vida útil más larga, no emiten rayos UV, se encienden inmediatamente y no necesitan calentarse, entre otras ventajas. A parte ya puedes encontrar en el mercado un gran surtido de modelos a precios bastante asequibles, los veremos en un próximo artículo. Así que no hay excusa, la próxima bombilla que compres será ¿de qué tipo?… No nos defraudes.

Ajustar el número de bombillas por estancia también puede ser una manera interesante de ahorrar energía. Quizás te sean suficientes dos leds en vez de tres en la cocina. La luz tiende a solaparse y a lo mejor no notas gran diferencia. Es cuestión de probar. Y por favor, si no lo necesitas, ¡apaga las luces!

4. Ajustar la potencia contratada

 

En la factura de la luz, el consumo es solo una parte de lo que pagas. La mayoría del gasto corresponde a impuestos, y a la potencia contratada o facturada, que a veces suma casi el 50% de la factura. Es un indicio de que no hemos contratado la potencia correcta.

La potencia contratada va por tramos de KW (3.5, 4.6, 5.5…) e indica la potencia máxima que podríamos usar en un momento concreto. Imaginemos que tenemos un super horno con vitro que puede alcanzar un consumo de 4000 W ( o 4KW), si tuviéramos contratados 3,5 KW cada vez que lo pusiéramos a máxima potencia nos saltaría el automático de nuestra instalación.

Por eso saber cuánta potencia necesitas es un dato importante a la hora de valorar los tramos de potencia a contratar. Es un gasto fijo que vas a pagar por día aunque no estés en casa y no consumas electricidad. Quizás sabiendo que no debemos poner el horno y la lavadora juntos o tener el aire acondicionado con el lavavajillas y el equipo de música a la vez, o sea teniendo un poco de cuidado y sentido común, podemos bajar de franja y ahorrarnos hasta unos 10€ mensuales en nuestra factura.

Con este punto en concreto creemos que te podemos ayudar, si necesitas más información y como valorar los tramos ponte en contacto con nosotros y estudiaremos tu caso personalmente. Visita GAIA ENERGÍA o llámanos al 91 126 50 11 estaremos encantados de ayudarte.

Sinceramente creemos que estas cuatro medidas aplicadas conjuntas pueden suponer un antes y un después en tu economía doméstica así que queremos y necesitamos que te pongas manos a la obra…Por tí, por el planeta. Si te ha gustado el artículo por favor comparte 😊.

¡Cuídate!

Si te ha gustado el artículo ¡SUBSCRÍBETE!

Te haremos llegar nuevos artículos, noticias sobre ofertas y productos que te facilitarán la vida. No seremos pesados ¡Lo prometemos!